Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Posted by on 30 / 5 / 2013 in Blog, Ciencia y tecnología | 2 comments

Explotó el vaso de leche del microondas

Explotó el vaso de leche del microondas

Era una tranquila mañana de un día cualquiera cuando un amigo mío se dispuso a calentar, como siempre hacía, un vaso de leche en el microondas. Todo iba bien hasta que, al sacarlo, no se le ocurrió otra cosa que acercarse a mirar el vaso detenidamente metiendo a su vez la cucharilla dentro. En ese mismo instante se produjo la deflagración. No hubo daños personales significativos aparte del susto y la cara blanca, pero de leche , que se le quedó. Esto que cuento es verídico. Mi amigo me lo relató diciéndome que “en los microondas pasan cosas raras y no volveré a confiar en ellos”. Usaría de nuevo su cacito de toda la vida y santas pascuas. Pero, ¿qué ocurrió dentro de ese microondas? ¿quién o qué agente paranormal activó el detonador?

La respuesta está de nuevo en el calor y sus formas de conducción a las que hacíamos referencia en el post de la Tostada y el PNR. En ese caso hablábamos de la radiación como la forma en la que el calor llegaba a la tostada desde la resistencia incandescente. En el microondas también llega la energía en forma de radiación, pero de microondas. Básicamente lo que ocurre es que llega la onda, coge la primera molécula de agua que se encuentra y la comienza a girar por la acción del campo electromagnético sobre la molécula aumentando así su energía y manifestándose todo el proceso en forma de calor. Lo que sucede es que ese calor, en el corto espacio de tiempo, 1 minuto más o menos, que se lleva el vaso en el microondas, se transmite de unas moléculas a las aledañas pero no se produce movimiento total de moléculas de unas partes a otras del vaso. Esto hace que no haya movimiento de líquido dentro del vaso y que finalmente no se produzca la ebullición a borbotones del líquido como sí ocurre en el cacito. En éste ,se calienta la superficie inferior del recipiente, la leche de abajo comienza a estar más caliente que la de arriba y tiende a subir porque ha disminuido su densidad Se transmite así el calor a todo el líquido por convección. Llega un momento en que ese movimiento deja de ser ordenado y pasa a ser turbulento, lo que consigue romper la tensión superficial de la parte de arriba del líquido y entrar en ebullición. Dependiendo del tipo de líquido, esto ocurrirá a una u otra temperatura. En el agua ocurre más o menos, dependiendo de la presión externa, a los 100 ºC.

Esto no pasa en el microondas, pero eso no quiere decir que el líquido no esté preparado para hervir. Y ahora es cuando podemos dar respuesta a la pregunta que nos hacíamos. El detonador fue la cucharilla en el momento en que rompió la tensión superficial del vaso de leche. Al tener todo el vaso la suficiente temperatura y romperse la barrera que suponía la superficie de arriba, la leche se abrió camino cubriendo la cara de mi amigo de forma y manera sorpresiva. No tengo documentos gráficos del momento, que si no, los hacía públicos con toda seguridad.

2 Comments

  1. q estúpido meterle una cuchara no tenas como piensa 🙁

  2. De lo cual se deduce que los microondas son inofensivos, las peligrosas son las cucharillas. ¡Quien lo hubiera dicho!!!!

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *