Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Posted by on 1 / 8 / 2014 in Blog, Comparativas | 10 comments

Las marcas blancas de Mercadona

Las marcas blancas de Mercadona

He estado a punto de no publicar esto. No me hacía ninguna gracia el resultado final del experimento. Nada como una cata a ciegas para poner a prueba lo poderosos que son los prejuicios en la comida. De hecho, a todo al que le he comentado que habíamos hecho una cata a ciegas de tortas de aceite, enseguida me decía que por supuesto habían ganado las tortas de … Po no, ni por asomo. Han ganado de nuevo las marcas blancas de Mercadona.

Al igual que ya hicimos con la cata de patatas fritas estilo Gourmet, las del paquete negro, hemos puesto en esta ocasión a prueba cuatro marcas de tortas de aceite: Supersol, Hacendado, Inés Rosales y Lidl. Miramos distintos aspectos como las manchas, la presencia de burbujas, la deformación de la torta, la cantidad de aceite y el color. Si eran más o menos crujientes y la cantidad de azúcar que tienen. Y, sobre todo, lo buenas que estaban.

La peor parada en la mayoría de variables fue la de Supersol y de  nuevo la ganadora fue la de Hacendado. La de Inés Rosales…¡¡ni fú ni fá!!. Es exactamente el mismo resultado que obtuvimos en la cata de patatas fritas estilo Gourmet en las que las originales, las Lays Gourmet, no quedaron bien paradas. Este hecho, junto con que hayan sido de nuevo las de la marca blanca de Mercadona las ganadoras, da que pensar.

Mercadona se caracteriza por no dar un paso en falso y su lema es que el cliente es el Jefe. Esto último lo llevan hasta las últimas consecuencias. Si un producto no funciona durante un tiempo, ese producto termina desapareciendo de sus estanterías. De hecho, esos supermercados no son pródigos en variedad de un mismo producto sino que suelen ofrecer su marca blanca y otra marca de nombre conocido. Lo que sí me resulta más curioso es que, incluso si hablamos de la marca blanca, se afanan en dar con el producto más vendible posible de manera que no solo sea el precio el que te lleve a adquirirlo sino que su calidad, o al menos, la impresión que nos da al usarlo, sea mejor que si recurrimos al producto original. Eso no pasa con la mayoría de productos de otras marcas blancas del mercado.

Lo que hace Mercadona con sus marcas blancas, según este artículo de finanzas.com, es coger a un proveedor y convertirlo en su cliente en exclusiva, tanto si lo hace con marca blanca como si sigue usando su propia marca. Algunos proveedores siguen fabricando sus productos para otros clientes pero lo hacen de forma residual – excepción hecha de las grandes multinacionales como Coca-Cola, etc. Una vez convertidos en proveedores de Mercadona, es el popio Mercadona quien somete a los mismos a altos estándares de control de calidad, costes de producción, innovación, márgenes de beneficio,etc., asegurándoles a cambio altísimos resultados de ventas. La presión sobre los proveedores es constante pero a muchos les compensa trabajar casi en exclusiva para Mercadona.

Esta forma revolucionaria de trabajar ha hecho que, por ejemplo, en las dos catas a ciegas que llevamos realizadas, «haya dado la casualidad» de que la marca blanca de Mercadona haya salido ganadora. Otra pregunta que se me viene a la cabeza es si Mercadona busca lo que a nosotros nos gusta o por el contrario al final acaba modulando en gran manera nuestros gustos. Esto dará lugar a otro artículo.

La tercera cata está a la vuelta de la esquina. Veremos si se rompe la estadística…

10 Comments

  1. Iñigo, yo me ofrezco voluntaria a las catas. MUY INTERESANTE
    el estudio pero, el libro de los gustos esta en Blanco…. A mis niños no los convenzo tan fácilmente cuando les traigo las natillas de ese supermercado. Estoy muy de acuerdo con el comentario anterior de Daniel, sobre la política de esa empresa de la alimentación sobre el manejo de los productos en sus estanterías. Pero eso sería otro tema. Lo dicho, quiero se ratita de laboratorio.

    • Mercedes, te apunto para las que vengan!!

  2. Punto uno. Felicidades. Estupendo artículo.
    Punto dos. ¿Quién participa en las catas? Yo quiero.

    • Tomo nota. A ver de qué es la próxima, María.

  3. Curioso lo de Mercadona, es cierto que tienen en general buenos productos y en continua innovación, no hay una vez que mi mujer vaya a comprar algo que no traiga un producto nuevo, como ambientador, bayeta maravillosa para algo en concreto, etc… Si es verdad lo que dice Daniel los precios suben y suben y como nunca hay promociones y ofertas, pues a pagar. No ocurre lo mismo con Carrefour, que continuamente hay muchas promociones y ofertas interesantes y ventajosas, lástima que nos coge un poco retirado.
    Buen artículo Iñigo, como siempre.

    • Estoy de acuerdo en que la política de Mercadona provoca una menor oferta de marcas por producto, pero en cambio no creo que sea mucho más caro comprar en Mercadona que en Carrefour. Son empresas antagónicas; Carrefour te infla la cabeza con la palabra OFERTA, creando una falsa sensación de precios ventajosos, pero mi experiencia y varios estudios de mercado realizados demuestran que su cesta de la compra es más cara y después podríamos hablar de la calidad…

      Independientemente de lo anterior creo que no es bueno para el consumidor que una única cadena domine el mercado. La oferta se ha concentrado demasiado en los últimos años.

      Saludos.

      • Hola Joan C. Estoy bastante de acuerdo contigo. Al final, para poder sacarle partido a las ofertas tienes que convertirte en un experto, perder un tiempo precioso en cazarlas y, finalmente nada te asegura que te estés llevando lo mejor para ti y tu bolsillo. Muchas gracias por tu comentario y bienvenido al blog.

    • Muchas gracias Jose de nuevo por tu comentario. Es verdad que en Carrefour hay muchas ofertas, pero no sé si es que, a fuerza de comprar normalmente en Mercadona, por su cercanía mayormente, me he acostumbrado a no tener que darle demasiadas vueltas a un producto antes de comprarlo. El otro día fui a Carrefour y había 40 marcas de arroces. Salí mareao perdío. Eso sí, para ir tranquilo y con tiempo es inmejorable.

  4. La tercera? Cuando? Donde ? Me apunto

  5. Sin embargo van reduciendo las opciones de adquirir la marca «original».
    En los comienzos si que ofrecen variedad y mezclan productos «originales» junto a la marca blanca (siendo esta más económica). Con el paso del tiempo van retirando las «originales» y aumentando el precio de las blancas.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: