Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Posted by on 26 / 7 / 2013 in Blog, Cine | 1 comment

Gazpacho y Cantando bajo la lluvia

Si hay para mí un plato que simbolice la felicidad, ése es, sin duda, el gazpacho. En sus diferentes versiones, tantas como cocineros, esa maravillosa conjunción básica de agua, tomate, pan, ajo, sal, aceite y vinagre nos traslada a la esencia del verano y a esa cocina sencilla de la que tanto se puede disfrutar.

No me resisto a la versión desnuda de esa delicada sopa fría compuesta por esos maravillosos alimentos básicos y únicamente le añado cebolla, pepino y pimiento como guarnición. El naranja nacarado resultante de emulsionar suavemente esos ingredientes primigenios sólo tiene un secreto: acertar con el punto justo de consistencia. Aunque en esto también juega un papel fundamental el gusto de cada uno.

Agua y dos o tres ingredientes básicos más -una bonita historia de amor contrariado, excelentes números musicales y unos estupendos actores que simbolizan en la pantalla la pasión por el cine- están detrás de la única película capaz de acabar con la depresión más severa: Cantando bajo la lluvia (1952). Y no me refiero únicamente a una de las escenas más optimistas del séptimo arte -aquella en la que Gene Kelly chapotea en los charcos en una singular madrugada en la que la vida empieza de nuevo para él- sino a toda una serie de momentos inolvidables con los que paladear la esencia del cine, o de la vida hecha cine.

Quién no ha soñado alguna vez con una declaración de amor a la luz de la luna de cartón piedra de un estudio de cine, quién no ha querido amanecer alguna vez cantando y bailando con sus amigos, quién se resiste a soñar con las piernas enfundadas en verde de Cyd Charisse… Ver, saborear. Ser sencillamente.

                                                                                                                                                                            Autora: Mª Ángeles

1 Comment

  1. Delicioso todo…

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: