Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Posted by on 21 / 2 / 2014 in Blog, Ciudades y países | 9 comments

Cenando en Escocia

Cenando en Escocia

La noche de Burns o, en inglés, Burns Night o Burns Supper, es la noche en la que se conmemora el nacimiento del poeta escocés Robert Burns (1759-1796), el autor de poesía más conocido de los que ha dado Escocia. Se celebra en la noche del 25 de enero y es el acontecimiento culinario por excelencia en Escocia. El plato principal está compuesto de tres ingredientes con las Haggis como protagonista y acompañado por Neeps y Tatties, que traducido resulta que nos estamos comiendo las asaduras del cordero u oveja (pulmón, hígado y corazón) mezcladas con cebollas, harina de avena, hierbas y especias, todo ello embutido dentro de una bolsa hecha del estómago del animal y cocido durante varias horas. Esto se presenta en la propia bolsa y antes de servirlo lleva una última cocción de unos 40 minutos en horno o al fuego.

Haggis

El nombre de Neeps viene de turnip y es conocido en español como colinabo y Tatties no viene ni más ni menos que de potatoes. En definitiva, el acompañamiento a las Haggis es puré de colinabo y puré de patatas. La mezcla de las tres cosas, por plato simple que pueda parecer, se convierte en un manjar exquisito a la par que cundente. Esto, acompañado de un buen whisky, hará que te creas en tierras escocesas sin necesidad de coger el avión. La mayor dificultad radica en comprar las Haggis aquí en España, cosa prácticamente imposible a no ser que te desplaces a Gibraltar o lo adquieras online.

La cena de Burns gira por completo alrededor del plato, que es venerado hasta el punto de que, en las ceremonias más clásicas, éste hace su entrada en el salón donde se celebra la cena con el inseparable acompañamiento de la gaita. Una vez situado el plato en el lugar de honor y antes de ser servido, el maestro de ceremonias recitará el poema Address to a Haggis – Oda al Haggis- con inconfundible acento escocés, algo que un inglés hará con bastante más dificultad por su casi imposibilidad de pronunciar las erres, cosa que sí hacen de forma muy marcada los escoceses.

Si tenéis la suerte de estar en algún lugar de Escocia la noche del 25 de enero no dejéis de asistir a una cena de Burns y participad del culto al plato. Pocas cosas mejores hay que presentar los respetos a un plato de comida y hacerlo en buena compañía. Es un momento precioso. Si no os cuadra en esas fechas pero pisáis suelo escocés no os volváis sin probar las Haggis. Las hay también en su vertiente vegetariana para que no haya excusas para no probarlas.

9 Comments

  1. Hace 6 meses estube en Escocia y probe los haggis, y he de decir que alla donde iba los pedia. Si te gusta la morcilla “especiada” no lo dudes. Riquisimos.

  2. Estuve en Escocia hace 13 años con mi querido hermano Iñigo y probé este plato que me pareció exquisito. Este verano pienso volver a esa tierra maravillosa que parece de ” cuento ” y espero poder degustar nuevamente ese y otros manjares que por allí se cuecen.
    Desde Cádiz. Un beso muy fuerte Iñi.

    Tu hermana Mari Carmen

  3. Madre mía!!, que cosa mas rica el haggis!!. A medida que iba leyendo he recordado sabores y olores. No conocía la tradición. Me parece genial. Muy propio de los escoceses. Lo malo es que ahora se me han quedado unas ganas de haggis tremendas. Habrá que darse un paseo por gibraltar……

    • Merece la pena conocerla en directo Paula.

  4. En primer lugar, celebro recibirte de nuevo en mi correo, pensaba que nos habías “abandonado”. Decirte tambien que las asaduras son exquisitas, aunque no sean “escocesas”, tomadas con una buena “manzanilla”, los del ácido úrico deben abstenerse, ¡lo siento!. Si vuelvo a Escocia algún dia, las buscaré y me acordaré de tu lección magistral. Un abrazo

    • A Escocia siempre hay que volver Benito. Espero que me lo cuentes.

  5. Están buenísimos y doy buena fe de ello.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: